fbpx

Terapia de frío, el tratamiento que reduce la inflamación después de una cirugía

Lo más habitual cuando padecemos una inflamación tras un golpe es aplicar hielo a la zona afectada. Y, de hecho, uno de los aspectos que suele preocupar más después de una cirugía es el posible dolor y la hinchazón en el período postoperatorio. Por eso, recientemente, en Cànons Clinics, hemos incorporado la hiloterapia, un sistema de frío que se aplica mediante diferentes accesorios diseñados para las diferentes áreas corporales y faciales. El objetivo de este tratamiento es favorecer una recuperación más rápida y con menos efectos secundarios, permitiendo retomar la actividad diaria en menos tiempo.

¿Cómo funciona la hiloterapia?

La unidad de fríoterapia HILOTHERM está conectada a un accesorio anatómico o máscara, por el que circula el agua constantemente a la temperatura elegida y dentro de un circuito cerrado. Solo es necesario colocar el accesorio en la zona afectada y ajustar la temperatura específica para su recuperación, dentro de un rango comprendido entre 10 y 35ºC. Durante las 72 horas posteriores a la intervención es importante llevar puesta la máscara el máximo de horas posibles.

¿Cuáles son los beneficios?

La ventaja principal de la terapía de frío, respecto al hielo, es que durante las primeras horas posteriores a la operación la temperatura no baja demasiado. De esta manera, se favorece la regeneración de los tejidos, controlando así la inflamación. Debido a que la temperatura se mantiene constante, sin congelar o enfriar en exceso, se reducen los moratones y disminuye el sangrado y la inflamación.

Otro beneficio de la hiloterapia es la comodidad del paciente, ya que la baja temperatura también disminuye las molestias y el dolor. De esta forma también se reduce la ingesta de medicación. Es seguro, fácil de utilizar y sin efectos adversos.

¿Cuándo se recomienda el uso de la hiloterapia?

La terapía de frío es muy recomendable después de intervenciones quirúrgicas faciales como rinoplastias, liftings o blefaroplastias. También es útil para aumento de pecho, mastopexias y reducciones mamarias, donde habitualmente se produce mucha inflamación.

De hecho, los implantes de pecho sin dolor postoperatorio ya son una realidad gracias al sujetador postquirúrgico Hilobreast®, que disponen de bolsillos en ambas copas para alojar los dispositivos refrigerantes.

Para más información, puedes contactar con el equipo de Cànons Clinics llamando al 938 60 60 60 o enviando un correo electrónico a [email protected].

No Comments

Post A Comment