fbpx

Ayuno intermitente, ¿qué debes saber?

El ayuno intermitente consiste en comer durante unas horas específicas al día y ayunar el resto del tiempo. En definitiva, se trata de una restricción de la ventana de alimentación.

El ayuno intermitente es una herramienta dietética muy útil para ganar flexibilidad metabólica y para controlar el hambre. Por ello, se utiliza mucho para la pérdida de peso. No obstante, siempre es recomendable estar asesorado por un Dietista-Nutricionista -un servicio que te ofrecemos en Cànons Clinics-, ya que aumenta considerablemente las probabilidades de éxito.

Una forma de introducir el ayuno intermitente, es reducir la ventana de alimentación poco a poco, mientras se aumenta la del ayuno. Por ejemplo, empezar con períodos de alimentación de 10-12 horas e ir reduciendo hasta las 8 horas, incluso llegar a ayunar 24 horas.

Existen diferentes tipos de ayuno, aunque los más habituales son:

  • Periodicidad diaria (16:8). Se trata de un ayuno de 16 horas y la realización de ingestas durante 8 horas.
  • Periodicidad semanal (5:2). Consiste en comer de forma normal durante 5 días de la semana y ayunar 2 días, seguidos o no. Durante los dos días se permite comer entre 500-1000 calorías al día, ya sean repartidas o en una sola comida.
  • Ayuno en días alternos. Se trata de ayunar día sí y día no. Sin reglas estrictas: puedes hacer el ayuno de 24 horas o tomar algo como en el protocolo 5:2.

¿Cuáles son algunos de los potenciales beneficios del ayuno intermitente?

  • Prevención de la enfermedad coronaria y de la diabetes tipo 2.
  • Mejora la sensibilidad a la insulina y la presión sanguínea.
  • Mayor pérdida de grasa en personas con sobrepeso/obesidad.
  • Mejora el perfil lipídico, el estrés oxidativo y el envejecimiento.

Para más información, puedes contactar con el equipo de Cànons Clinics llamando al 938 60 60 60, enviando un WhatsApp al 683 270 709 o un correo electrónico a [email protected].

No Comments

Post A Comment