Cuidados que tu piel necesita después de un día de sol

En verano estamos muy expuestos al sol. Nos encanta pasar largas jornadas de relax en la playa y en la piscina o  ir de excursión por la montaña. Si estás a punto de irte de vacaciones o ya has vuelto es importante que sepas los principales rituales para cuidar tu piel después de una exposición al sol. Recuerda que los rayos de sol dañan nuestra piel. El bronceado se va en unos días pero la piel tiene memoria. Pecas, arrugas, manchas e incluso cáncer de piel. La aplicación de un buen protector solar es esencial cuando se está tomando el sol, aunque también debes dedicar unos mimos extras para después.

Lo primero que te proponemos es que cuando llegues a casa te duches con agua templada, tirando para fría, y enjabones tu cuerpo con un gel específico para pieles sensibles que contenga PH neutro. Aplícate el jabón de forma suave para evitar irritaciones. A continuación, la hidratación es obligatoria para que tu piel pueda regenerarse. Te recomendamos que si has estado muchas horas al sol te apliques una crema after sun, ya que funcionan mejor que una hidratante normal y además tiene más agua, aceite y componentes orgánicos que prolongan su efecto. Otra opción es la de utilizar también un gel en aceite o simplemente aceites corporales que también hidratan la piel y aportan beneficios extra, como la relajación de la piel.

proteger-piel-veranoPor último, tenemos un truco que, aparte de hidratar tu piel, te ayudará a prolongar el bronceado. Cuando te estés dando tu ducha post-playera añade una infusión de agua con cuatro bolsas de té negro, además del gel con PH.

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *