X

Miniabdominoplastia y Abdominoplastia

abdominoplastia-barcelona

Tras una pérdida de peso acusada o un embarazo la piel y los músculos abdominales pierden su tonicidad muscular natural y quedan semiabiertos o abiertos en su totalidad, lo que provoca la acumulación de un exceso de piel en la zona del abdomen.

En una Abdominoplastia se procede a la extirpación del exceso cutáneo y de la grasa abdominal, con lo que conseguimos la corrección de la flaccidez muscular.

Con la MiniAbdominoplastia conseguirás un “efecto planchado“ del abdomen, quedando más plano, más firme y con una cintura contorneada y más estrecha.

¿En qué consiste la MiniAbdominoplastia?

La MiniAbdominoplastia se realiza en personas que solamente tengan acumulación de grasa en la zona de debajo del ombligo y distensión abdominal. Consiste en realizar una incisión alargada por encima de la línea del pubis, la cual se difumina con el vello, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo. A través de la incisión se extrae el exceso cutáneo y de grasa abdominal estirando la zona abdominal, a la vez que se sutura la pared abdominal.

El procedimiento medicoquirúrgico se realiza mediante anestesia general y suele durar entre 1 y 2 horas aproximadamente, dependiendo si se asocia con una lipoescultura del contorno corporal.

Inmediatamente después de la cirugía se colocará una faja de presoterapia a medida, reforzándola con un vendaje compresivo para ayudar que la recuperación sea lo más rápida posible.

¿En qué consiste la Abdominoplastia?

La Abdominoplastia consiste en la extirpación del exceso cutáneo y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular.

Se realizará una incisión por encima del pubis que se prolongará hacia las caderas. También se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

abd1
abd2
abd6

A continuación, se liberará la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales, y se traccionará hacia abajo.

La musculatura abdominal quedará tensada y unida en la línea media mediante suturas reforzadas, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha.

La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpada. El ombligo se recoloca en su nueva posición. Finalmente, se realizarán las suturas y se colocará un vendaje compresivo con una faja abdominal presoterápica para disminuir el dolor y los hematomas postquirúrgicos. A la vez, se colocarán unos drenajes temporales para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona abdominal.

Frecuentemente, la Abdominoplastia va asociada a una lipoescultura del contorno corporal asistida por Láser para llevar a cabo un procedimiento integral del contorno corporal el cual remodelará la silueta corporal, armonizando los contornos corporales.

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 3 horas, dependiendo de la cantidad de exceso de grasa y de piel y de la musculatura abdominal. Se llevará a cabo bajo anestesia general.

Este procedimiento puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen, coloquialmente conocido como “tripa”. A cambio, deja una cicatriz  que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregirlo, puede ser más o menos larga.

La abdominoplastia conseguirá un “efecto planchado“ del abdomen quedando más plano, más firme y una cintura contorneada y más estrecha.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una MiniAbdominoplastia o a una Abdominoplastia?

El candidato ideal para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen como también de la distensión abdominal y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico.

Esta cirugía es especialmente frecuente en personas que han tenido aumento de peso y posteriormente, una pérdida súbita de éste. Se da en casos de mujeres que han tenido uno o varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales han perdido su tonicidad muscular natural y han quedado semiabiertos o abiertos en su totalidad. También es frecuente en personas que se han sometido a una cirugía bariátrica o que han padecido determinadas enfermedades.

Deberán posponer la cirugía aquellas personas que deban perder mucho peso, al igual que las mujeres que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y, pueden volver a relajarse en el transcurso de otro embarazo.

¿Cómo será la vuelta a la normalidad?

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor, que se controla con la pauta de analgesia y antiinflamatorios.

Dependiendo de la extensión de la cirugía, te podrás marchar a casa al cabo de uno o dos días en la clínica. Tu cirujano plástico te dará instrucciones para ducharte y cambiarte los vendajes.

A pesar que al principio no debes estirarte del todo, deberás comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Los puntos de la piel serán retirados entre los 5 y 7 días. Los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 2 ó 3 semanas. El vendaje se sustituirá por una faja de presoterapia abdominal a medida.

Podrás necesitar unas semanas para volver a sentirte como antes. Si tu estado físico previo a la cirugía era bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que te indique tu cirujano.

Las cicatrices irán cambiando de aspecto y, coloración durante los primeros 6 meses hasta el año de la cirugía, aproximadamente. Generalmente, será a partir de los 9 meses o casi hasta el año de la cirugía que la cicatriz se irá aplanando y aclarando.

La cicatriz de la abdominoplastia quedará camuflada debajo del bikini o bañador.

¿Cómo tengo que planificar la MiniAbdominoplastia o Abdominoplastia?

En la consulta inicial, tu cirujano plástico evaluará tu estado de salud, determinará la extensión de la acumulación de grasa en la región abdominal y el grado de tonicidad muscular y cutánea. No olvides mencionar si eres fumador o fumadora y si estás tomando alguna medicación o vitaminas.

Deberás exponer tus expectativas de manera sincera y franca, para que tu cirujano plástico te muestre todas las alternativas disponibles para tu caso en particular, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. En cualquier caso, tu cirujano plástico determinará junto a ti cuál será el procedimiento adecuado.

Tu cirujano plástico también te explicará cuál es el tipo de anestesia que empleará el anestesista, los días de ingreso, la necesidad de ingresar en la clínica donde se realizará la cirugía y los costes de la intervención. También  te dará instrucciones acerca de cómo prepararte para la cirugía, incluyendo las pautas a seguir sobre la toma o supresión de medicamentos, vitaminas, suplementos de hierro, alimentos, líquidos y tabaco.

Asegúrate, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarte a casa cuando se te dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarte unos días.

¿Qué precauciones deberé tomar?

Con el objetivo de limitar el riesgo de sangrado y hematomas tendrás que evitar tomar en los 7 días previos al procedimiento antiagregantes plaquetarios como Aspirina, Dipiridamol, Ticlopidina…como también, en los 3 días previos tomar antiinflamatorios no esteroideos con efecto antiagregante como Ibuprofeno, Diclofenaco, Indometacina, Piroxicam, Naproxeno…

 
Share This