X

Rinoplastia

rinoplastia-barcelona

La rinoplastia o rinoseptoplastia te ayudará a conseguir una nariz más armónica.

Podrás modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma nasal. Se corrige, además, la desviación del tabique nasal para mejorar la función respiratoria.

¿En qué consiste la Rinoplastia o Rinoseptoplastia?

La rinoplastia es la intervención quirúrgica que modifica la forma de la nariz. Es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica.

Consiste, fundamentalmente, en modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial. Cuando, además se corrige la desviación del tabique nasal para mejorar la función respiratoria se denomina rinoseptoplastia.

La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios. La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, se permanece en la clínica la noche tras la cirugía, dándose el alta al día siguiente.

Durante la cirugía, tu cirujano separa la piel de la nariz de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, corta y modela los huesos y cartílagos nasales para conseguir el esculpido nasal con la forma deseada. Este procedimiento se puede realizar desde el interior de la nariz, haciendo unas pequeñas incisiones en el interior de los orificios nasales, rinoplastia cerrada, también dependiendo del caso a tratar se puede realizar una rinoplastia abierta, sobre todo para los casos más complejos, en la que se realiza una pequeña incisión en la columela.


rino3
rino4

A veces, para ayudar a dar forma o sostén a la pirámide nasal es frecuente que se utilicen como injertos diferentes tejidos de la propia persona como cartílago o  hueso o, más raramente, materiales sintéticos.

Se realiza habitualmente bajo anestesia general o, en casos seleccionados, con anestesia local y sedación y suele durar entre una y dos horas aproximadamente, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo.

Finalmente, se colocará un taponamiento nasal para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal, que se suele retirar al día siguiente, excepto si se ha realizado una rinoseptoplastia en cuyo caso se deja dos o tres días más. Asimismo, se aplica sobre la nariz una férula de material termosensible, que se mantiene durante una semana y que se puede moldar a medida que se resolviendo el proceso inflamatorio.

El objetivo final de la Rinoplastia y la Rinoseptoplastia es que la “nueva” nariz no llame la atención, y se integre plenamente en el contexto general de la cara produciendo un conjunto armónico y agradable, sin que se detecte que haya sido intervenida.

Las incisiones se realizan en el interior o en la base de la nariz, permitiendo remodelar los cartílagos y huesos de la nariz.



¿Quién es el candidato ideal para someterse a una Rinoplastia o Rinoseptoplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas personas que buscan una mejoría y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si posees un estado general de salud bueno, tienes una estabilidad psicológica y eres realista en tus expectativas, serás un buen candidato/a.

La rinoplastia mejorará tu apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o, que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una rinoplastia piensa qué quieres conseguir y discútelo con tu cirujano plástico.

¿Podré ver alguna simulación en 3D antes de operarme de Rinoplastia o Rinoseptoplastia?

En nuestros centros Cànons, especializados en Cirugía y Medicina Estética, ofrecemos la posibilidad de mostrar mediante un novedoso programa 3D E-Stetix una simulación en tres dimensiones de la Rinoplastia o Rinoseptoplastia para poder analizar de forma personalizada todos los aspectos que desees mejorar de tu nariz solamente haciéndote unas fotografías previas.

Podrás verte en varias simulaciones, según el criterio médico de tu cirujano y tus necesidades personales. Te verás con diferentes simulaciones donde te podrás hacer una idea siempre aproximada de como quedarás después de la cirugía ya que en una Rinoplastia o Rinoseptoplastia intervienen muchos factores. Es solamente orientativo.

¿Cómo será la vuelta a la normalidad?

Tras la cirugía, y sobre todo, durante las primeras 24 horas, tendrás la cara hinchada, con hematomas, molestias sobre la nariz y seguramente dolor de cabeza, que cederán con la analgesia y antiinflamatorios pautados.

Deberás permanecer tumbado/a con la cabeza elevada durante el primer día, excepto para ir al baño. Notarás que el hinchazón y los hematomas alrededor de los ojos aumentan hasta alcanzar un máximo a los 2 ó 3 días. Aplicándote frío local disminuirá la hinchazón y te encontrarás mejor.

Es normal que durante los primeros días se produzca un ligero sangrado por la nariz. No deberás sonarte la nariz con fuerza durante una semana, más o menos, hasta que los tejidos cicatricen. Si tiene tapones en la nariz, éstos serán retirados en 1 ó 2 días, tras lo cual te encontrarás mucho mejor. Después de una semana, o como mucho dos, se te retirará la férula, y los puntos de piel, si es que tienes.

Los hematomas y la hinchazón desaparecerán en unas 2 semanas, un mínimo de hinchazón, prácticamente sólo perceptible por tu cirujano, podrá durar unos meses.
La mayoría de los personas que se someten a una rinoplastia se encuentran bien en 2 días, siendo capaces de reincorporarse a sus actividades cotidianas en una semana más o menos.

Sin embargo,  tu cirujano plástico te proporcionará instrucciones concretas, algunas recomendaciones serán evitar actividades extenuantes como footing, natación, gimnasia… durante 2 o 3 semanas, evitar golpes en la nariz y, tomar el sol durante 8 semanas, lavarte la cara y,  aplicarte maquillaje con cuidado. Podrás volver a colocarte lentillas tan pronto como desees, pero si llevas gafas deberás tomar ciertas precauciones.

Será importante tener presente que nuestro aspecto mejorará día a día. En una ó dos semanas, no parecerá que te hayas sometido a una Rinoplastia. La mejoría será progresiva y gradual, aunque un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. Tu cirujano plástico te irá viendo durante los meses posteriores a la cirugía para ver la evolución.

No se puede emitir un juicio sobre el resultado de una rinoplastia hasta que no hayan transcurrido varios meses, incluso un año aproximadamente. Este es el tiempo que precisan los tejidos para estabilizarse y las cicatrices para realizar su proceso de maduración.

¿Cómo me preparo la Rinoplastia o Rinoseptoplastia?

Si estás considerando la posibilidad de someterte a una rinoplastia o rinoseptoplastia obtendrás la información necesaria acerca de la cirugía: cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias de tu cirujano plástico. Si no entiendes algo, consulta a tu cirujano plástico.

Cuando decidas operarte el doctor te dará instrucciones acerca de cómo prepararte para la cirugía, incluyendo las pautas a seguir sobre la toma o supresión de medicamentos, vitaminas, suplementos de hierro, alimentos, líquidos y, tabaco.

Asegúrate, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarte a casa cuando se te dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarte unos días.

¿Qué precauciones deberé tomar?

Con el objetivo de limitar el riesgo de sangrado y hematomas tendrás que evitar tomar en los 7 días previos al procedimiento antiagregantes plaquetarios como Aspirina, Dipiridamol, Ticlopidina… como también en los 3 días previos tomar antiinflamatorios no esteroideos con efecto antiagregante como Ibuprofeno, Diclofenaco, Indometacina, Piroxicam, Naproxeno…

 
Share This