X

Nimfoplastia o Reducción de Labios Menores

reduccion-labios-menores

La nimfoplastia es una intervención quirúrgica cuya finalidad es corregir las alteraciones del desarrollo normal de los labios menores mediante una novedosa técnica, realizando pequeñas incisiones que se suturarán con material reabsorbible que se irá eliminando por el propio cuerpo en unas dos semanas.

¿En qué consiste la Nimfoplastia o Corrección de los Labios Menores?

Consiste en una intervención quirúrgica cuya finalidad es corregir las alteraciones del desarrollo normal de los labios menores mediante una técnica novedosa, realizando pequeñas incisiones que se suturarán con material reabsorbible que se irá eliminando por el propio cuerpo en unas dos semanas, de manera que la los Labios Menores cicatricen de forma progresiva y natural.

Se trata de una cirugía que es llevada a cabo en una clínica u hospital de forma ambulatoria, normalmente bajo sedación endovenosa. De manera que a las pocas horas de la intervención se dará el alta hospitalaria. Tiene una duración aproximada de 1 hora.

Es una cirugía que en muchas ocasiones se realiza secundariamente a otras cirugías de estética plástica.

¿Quién es la candidata ideal para someterse a una Nimfoplastia o Corrección de Labios Menores?

La candidata idónea para la Corrección de los Labios Menores son todas las mujeres que bien tras los embarazos, en edades avanzadas o por causas congénitas en chicas jóvenes presentan alteraciones de tamaño, les han crecido los Labios Menores de forma desproporcionada o bien son asimétricos, uno mayor que otro.

Una dolencia en las partes íntimas de la mujer puede acomplejar severamente a quien las sufre. La Nimfoplastia o Reducción de Labios Menores está orientada a aquellas mujeres que, aparte de incomodarles el tamaño de los labios menores, les crea molestias al llevar prendas ajustadas, presentan cierto dolor al mantener relaciones sexuales o tienen cierto complejo al desnudarse o al llevar biquini.

¿Cómo será la vuelta a la normalidad?

Tras la cirugía de Reducción de Labios Menores es normal encontrarse algo cansada y molestosa unos días.

Será muy importante el reposo relativo y la aplicación de frío local durante las primeras 48h. de la cirugía. La mayoría de las molestias se controlarán sin problemas con la pauta de analgésicos y antiinflamatorios que te habrá preescrito tu cirujano plástico.

Tendrás que llevar una compresa para controlar el manchado postquirúrgico que será normal si es mínimo. Es normal tener una sensación de hinchazón en los Labios Menores durante las dos primeras semanas. No se retirarán los puntos, ya que se utiliza sutura reabsorbible hipoalergénica.

Estarás condicionada durante un máximo de dos o tres días, dependiendo de la actividad que realices, ya que la zona estará inflamada aunque no adolorida. No se trata de una intervención dolorosa.

Inmediatamente después de la Cirugía de Reducción de los Labios Menores verás el resultado final. Los resultados son permanentes, sin cicatrices perceptibles.

¿Cómo se planifica la Nimfoplastia o Corrección de Labios Menores?

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de los Labios Menores, la firmeza de la piel y tu estado general de salud. Se solicitará pruebas preoperatorias y un electrocardiograma, si es necesario.

También se te explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad de ingresar en la clínica donde se realizará la cirugía y los costes de la intervención.

Deberás exponer tus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico te muestre las alternativas disponibles según tus necesidades.

El doctor te dará instrucciones acerca de cómo prepararte para la cirugía, incluyendo las pautas a seguir sobre la toma o supresión de medicamentos, vitaminas, suplementos de hierro, alimentos, líquidos y, tabaco.

Asegúrate, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarte a casa cuando se te dé el alta y, que en caso necesario, puedan ayudarte unos días.

¿Qué precauciones deberé tomar?

Con el objetivo de limitar el riesgo de sangrado y hematomas tendrás que evitar tomar en los 7 días previos al procedimiento antiagregantes plaquetarios como Aspirina, Dipiridamol, Ticlopidina… como también, en los 3 días previos tomar antiinflamatorios no esteroideos con efecto antiagregante como Ibuprofeno, Diclofenaco, Indometacina, Piroxicam, Naproxeno…

 
Share This