X

Lifting Frontal

lifting-frontal-barcelona

Los pliegues entre la boca y la nariz se acentúan, el borde mandibular pierde definición y el cuello aumenta su flacidez. El Lifting Frontal como intervención puede realizarse aisladamente o en combinación con otras cirugías de la cara como rinoplastia o blefaroplastia.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un Lifting Frontal?

Los mejores candidatos son aquellos hombres y mujeres en los que la piel de la frente ha perdido elasticidad y presenta múltiples arrugas transversales en la frente y también a nivel del entrecejo. Un lifting no tiene por qué rejuvenecerle un determinado número de años, pero sí conseguirá devolverle un mejor aspecto y una apariencia más joven.

La edad suele estar entre los cincuenta y los setenta años, pero también se realizan liftings en personas mayores de setenta años con excelentes resultados.

¿En qué consiste el Lifting Frontal?

Los liftings deben ser personalizados. En la consulta el cirujano analizará tu rostro, tu calidad cutánea y tu estructura ósea y te comentará las posibilidades que la cirugía te ofrece.

Cada persona presenta una gran variedad de particularidades anatómicas que ocasionan diferencias en la capacidad de recuperación e influyen en el resultado final. Cada caso puede variar en cuanto a la colocación y extensión de las incisiones, las áreas de la cara que se quieran mejorar, el uso o no de técnicas complementarias como la cirugía de párpados, el aumento de pómulos, etc. o  la duración de la intervención.

Actualmente, existen muchas técnicas en las que hay diferencias en la ubicación y longitud de las cicatrices. Habitualmente la incisión comienza en la zona de las sienes, en el nacimiento del pelo, se extiende dentro de las líneas naturales que existen delante de la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y, cuero cabelludo. Dependiendo del caso, tu cirujano preferirá situar las cicatrices rodeando la patilla y la línea del pelo en las sienes, evitando que las cicatrices se introduzcan en el pelo. Cuando el cuello necesita un tratamiento especial es necesario emplear una incisión justo debajo del mentón.

El lifting consiste básicamente en tensar las capas musculares y la piel, retirando el tejido sobrante. Una vez concluido las heridas se cierran, dejando temporalmente unos pequeños drenajes bajo la piel para que no se acumule ningún exudado o sangre. Finalmente, se colocará un vendaje.

El lifting debe ser realizado en una clínica autorizada ya que se realiza con  sedación o anestesia general dependiendo del caso en particular.

Su estancia en clínica dependerá del tipo de anestesia y de la extensión del lifting.

¿Podré ver alguna simulación en 3D antes del Lifting Frontal?

En nuestros centros Cànons, especializados en Cirugía y Medicina Estética, ofrecemos la posibilidad de mostrar mediante un nuevo programa 3D E-Stetix diversas simulaciones en tres dimensiones de la cirugía de Lifting Facial. De esta forma, podemos analizar de forma personalizada, y según criterio médico, todos los aspectos que desees mejorar, solamente realizando unas fotografías previas. Te podrás hacer una idea, siempre aproximada, de cómo quedarás después, ya que intervienen gran variedad de factores.

¿Cómo será la vuelta a la normalidad?

El postoperatorio no suele ser doloroso. Las molestias que generalmente aparecen suelen controlarse bien con analgésicos habituales. El vendaje y los tubos de drenaje normalmente se retiran en 24 a 48 horas.

Los primeros puntos se retiran alrededor de la semana y los puntos del cuero cabelludo y/o las grapas un poco más tarde. Es normal que sienta la piel de la cara “acorchada”. Esta sensación es transitoria y desaparece en unas cuantas semanas. Considera como normal que la cara estará inflamada y presentará morados. Este aspecto sólo durará entre 10 y 15 días aproximadamente.

Es aconsejable que hagas reposo relativo durante las dos primeras semanas y que evites los ejercicios o actividades violentas durante al menos las dos semanas siguientes a la operación. La piel de la cara necesitará cuidados específicos y, no deberás exponerla al sol o a rayos UVA durante al menos tres meses.

Al principio, puedes sentirte preocupada/o por el aspecto de la cara, piensa que la mayoría de las personas regresan a una vida normal, incluyendo el trabajo, a partir de las dos semanas dependiendo de cada caso. En este periodo la inflamación se normaliza y desaparecen los morados. Las cicatrices tardan algunas semanas más en disimularse, pero finalmente se hacen prácticamente imperceptibles.

A partir de la tercera semana, tu aspecto será mucho mejor. Si tienes que  volver a trabajar, puedes aplicarse maquillaje para camuflar los posibles morados que puedan persistir.

Las perspectivas del lifting son buenas especialmente si eres consciente de que los resultados no se aprecian de forma inmediata. Después de la inflamación y los morados, puede ser que el cabello situado en la sien sea más fino y la piel esté más seca y enrojecida durante unos meses.

¿Cómo me planifico el Lifting Frontal?

Tu cirujano te explicará qué técnica empleará en tu caso, así como la anestesia más aconsejable. No dejes de preguntar a tu cirujano plástico cualquier duda que tengas sobre la cirugía de Lifting CervicoFacial. También debes pensar detenidamente en tus expectativas y coméntaselas a tu cirujano.

El doctor te indicará qué pasos tendrás que seguir para preparar la intervención. También comprobará todos aquellos aspectos médicos que pudiesen causar problemas durante o, tras la intervención, como tensión alta no controlada, problemas de coagulación, etc. Coméntale si estás tomando algún tipo de medicación, especialmente aspirinas o, cualquier medicamento que pueda afectar la coagulación de la sangre.

Tendrás que seguir cuidadosamente las pautas que te marque el cirujano plástico, hecho que te ayudará en gran medida a que la cirugía se desarrolle mejor. Si eres fumador/a es fundamental que al menos cuatro semanas antes y después de la intervención dejes de fumar. El tabaco dificulta que la sangre fluya hacia la piel y puede interferir en la recuperación de las cicatrices.

Si tienes el pelo corto es recomendable que lo dejes crecer antes de la intervención, ya que el cabello largo ayuda a ocultar las cicatrices de la cirugía mientras éstas permanecen visibles. Cuando el lifting se haya realizado recuerda que tanto si has permanecido ingresada o ha sido una cirugía ambulatoria deberás contar con ayuda tanto para que te lleven a casa como para ayudarte en casa durante los primeros días.

Asegúrate, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarte a casa cuando se te dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarte unos días.

¿Qué precauciones deberé tomar?

Con el objetivo de limitar el riesgo de sangrado y hematomas tendrás que evitar tomar en los 7 días previos al procedimiento antiagregantes plaquetarios como Aspirina, Dipiridamol, Ticlopidina…como también, en los 3 días previos tomar antiinflamatorios no esteroideos con efecto antiagregante como Ibuprofeno, Diclofenaco, Indometacina, Piroxicam, Naproxeno…

 
Share This