X

Cáncer de Piel

tratamiento-cancer-piel-barcelona

El cáncer de piel es una enfermedad en la que se encuentran células malignas en las capas exteriores de la piel.

El cáncer de piel es más común entre las personas cuya piel es más blanca y han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos solares. El cáncer de piel puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las áreas con mayor exposición a los rayos solares como cara, orejas, nariz, cuello, manos y brazos.

¿Qué simptomatología tiene el cáncer cutáneo?

La simptomatología es variada. Pueden aparecer uno o varios cambios en las lesiones cutáneas, como cambios en el tamaño y diámetro igual o superior a 7 mm, cambios de forma, cambios de coloración, inflamación, sangrado, supuración, costra y alteraciones en la sensibilidad como picores, dolor, escozor…

No todos los cambios en la piel significan que se tiene cáncer. Sin embargo, se deberá consultar al médico cuando detecte algún cambio en alguna lesión cutánea.

Si la persona se detecta una mancha o protuberancia en la piel, el médico puede extraerla para analizar realizar una biopsia. Antes de la biopsia, se administra un anestésico local para adormecer el área durante un corto período.

¿Qué pronóstico tiene el cáncer de piel?

La mayoría de los cánceres de la piel de tipo no melanoma pueden curarse. La probabilidad de su recuperación o pronóstico y elección de tratamiento dependerán del tipo de cáncer de la piel que se tenga y qué tanto se ha diseminado.

¿Qué tipos de cáncer cutáneo hay?

Hay varios tipos de cáncer que se originan en la piel. Los más comunes son el cáncer de las células basales y el cáncer de las células escamosas. Estos tipos de cáncer de la piel se denominan cánceres de la piel no-melanoma. El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se origina en los melanocitos. No es tan común como el cáncer de las células basales o el cáncer de la piel de células escamosas, pero es mucho más grave.

cancer-de-piel-tumores

El Carcinoma Basocelular, también puede ser nombrado como basalioma y como cáncer de células basales. Éste, es el tipo de cáncer más común de piel no melanoma. Por lo general, se da en áreas cutáneas que han estado expuestas al sol. A menudo este cáncer aparece en forma de abultamiento con una apariencia suave y nacarada. También puede presentar un aspecto de cicatriz y es firme al tacto. Los cánceres de células basales pueden diseminarse en los tejidos alrededor del punto de infección, pero por lo general no se diseminan en otras partes del cuerpo.

El Carcinoma Espinocelular, también nombrado como tumores de células escamosas, se origina en áreas cutáneas que han estado expuestas al sol, a menudo en la parte superior de la nariz, la frente, el labio inferior y las manos. También, pueden aparecer en áreas de piel que se han quemado, expuestas a productos químicos o a radioterapia.

Por lo general, este cáncer aparece como un abultamiento rojizo y duro. A veces el tumor puede tener un aspecto escamoso o puede sangrar o desarrollar una costra. Los tumores de células escamosas pueden diseminarse hacia los nódulos linfáticos de la zona afectada.

carcioma-espinocelular
cancer-piel-melanoma

El Melanoma es el cáncer cutáneo más agresivo que se origina en las células que almacenan la melanina, los melanocitos. También hay otros tipos de cáncer que pueden afectar la piel, como el linfoma cutáneo de las células T, un cáncer del sistema linfático y el sarcoma de Kaposi. Los cánceres que se han originado en otras partes del cuerpo también pueden diseminarse por metástasis a la piel.

¿Cuál es el procedimiento a seguir después del diagnóstico de cáncer cutáneo?

Una vez detectado el cáncer de la piel deberán realizarse más pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado. Este procedimiento se llama clasificación por etapas. El médico necesita saber la etapa y el tipo del cáncer de la piel para planificar el tratamiento adecuado. Las siguientes etapas se emplean para la clasificación del tratamiento.

¿Qué tipo de terapia se utiliza contra el cáncer de la piel?

El tratamiento para el cáncer de piel dependerá del tipo y etapa de la enfermedad, la edad y la salud en general.

Varios cánceres de piel son tratados por médicos especialistas en cirugía plástica, reparadora y estética. Por lo general, el cáncer puede tratarse ambulatoriamente.

Existen tratamientos para todos los pacientes con cáncer de la piel. Se emplean diferentes tipos de tratamientos.

Aunque la cirugía es el tratamiento más común para extirpar el cáncer de piel, el médico puede extraerlo empleando alguno de los siguientes métodos:

La extirpación mediante cirugía dejará una cicatriz en la piel. Dependiendo del tamaño del cáncer, puede tomarse piel de otra parte del cuerpo para ponerse en el área donde se extrajo el cáncer. Este procedimiento se denomina injerto de piel. Existen nuevos métodos quirúrgicos o injertos a través de los cuales se pueden reducir las cicatrices.

La radioterapia consiste en el uso de rayos X para eliminar células cancerosas y reducir tumores.

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para eliminar células cancerosas. El tratamiento de quimioterapia a menudo se administra por medio de una crema o loción aplicada en la piel para eliminar las células cancerosas, la cual se denomina quimioterapia tópica. La quimioterapia también puede ser a base de pastillas o puede introducirse en el cuerpo a través de una aguja en  músculo. Otro tipo de quimioterapia es la sistémica, administrada por vía endovenosa que viaja a través del cuerpo y que puede destruir las células cancerosas situadas fuera de la piel. La quimioterapia sistémica está siendo evaluada en pruebas clínicas.

La terapia biológica se basa en que el cuerpo mismo combata el cáncer. Se emplean sustancias producidas por el propio cuerpo o fabricadas en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. La terapia biológica también se conoce como terapia modificadora de la respuesta biológica o inmunoterapia BRM.

La terapia fotodinámica se emplea un haz de luz y químicos específicos para eliminar las células cancerosas.

¿Qué precauciones deberé tomar?

Con el objetivo de limitar el riesgo de sangrado y hematomas tendrás que evitar tomar en los 7 días previos al procedimiento antiagregantes plaquetarios como Aspirina, Dipiridamol, Ticlopidina… como también, en los 3 días previos tomar antiinflamatorios no esteroideos con efecto antiagregante como Ibuprofeno, Diclofenaco, Indometacina, Piroxicam, Naproxeno…

 
Share This